El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 

CLABE

 
     

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 

La Propagación del mensaje de la Divina Misericordia

 
El mensaje de la Divina Misericordia quedó documentado en el diario en el cual Sor Faustina escribió las revelaciones divinas y experiencias místicas, junto con sus pensamientos más profundos, sus conclusiones y sus oraciones. No es sino hasta después de su muerte, y muy particularmente a raíz de la II Guerra Mundial, que el mensaje de la Divina Misericordia toma relevancia y comienza a extenderse al resto del mundo; no sin dejar de pasar, a partir de 1959, por un período de prohibición a su culto por parte de la Iglesia Católica, originado en las malas y confusas traducciones del diario de Sor Faustina , cuyos originales eran inaccesibles a la Iglesia por el régimen imperante en Polonia.
La prohibición quedaría revocada en 1978 gracias a la intervención del entonces Cardenal Wojtyla , tan sólo seis meses antes de ser nombrado como el Papa Juan Pablo II. La revocatoria se produciría después de conocerse el informe con los resultados del estudio teológico ordenado por el Cardenal Wojtyla sobre documentos originales del diario de Sor Faustina , estudio que tomó diez años en desarrollarse.
El mensaje de la Divina Misericordia llegó a los Estados Unidos en 1941, únicamente tres años después de la muerte de Sor Faustina , por medio de un sacerdote polaco, inicialmente escéptico a las promesas contenidas en el mensaje de la Divina Misericordia, que huyó de su país bajo la ocupación nazi y llegó a los Estados Unidos después de un largo e increíble viaje por Lituania, Rusia, Siberia y Japón. Él prometió que dedicaría el resto de su vida a propagar el mensaje de la Divina Misericordia si lograba llegar sano y salvo a la casa de los Padres Marianos en los Estados Unidos, promesa que comenzó a cumplir tan pronto lo logró. Ya en 1953, unos 25 millones de ejemplares de literatura sobre la Divina Misericordia habían sido distribuidos por el mundo entero. Este centro de divulgación puede ser accesado en la dirección electrónica www.marian.org
Jesús reveló a Sor Faustina que la propagación de la devoción a la Divina Misericordia estaría acompañada de innumerables bendiciones : "A las almas que propagan la devoción a  Mi misericordia,  las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa (protege) a su niño recién nacido y a  la hora de la muerte no seré para ellas Juez sino  Salvador misericordioso" (Diario, 1075).
El Diario de Sor Faustina "La Divina Misericordia en mi alma", así como una biografía más pequeña, escrita por la Hermana Sophia Michalenko , ambas con declaraciones del Nihil Obstat y del Imprimatur , las cuales certifican que ambos libros se consideran libres de errores doctrinales o morales, se encuentran disponibles en distintos lugares del país, lo mismo que diversa folletería donde se detallan las formas de devoción contenidas en el mensaje.

El mensaje de la Divina Misericordia

En esencia, el mensaje de la Divina Misericordia no es nuevo, es en realidad un recordatorio de lo que la Iglesia siempre ha enseñado: que Dios es misericordioso y que nos ama a todos sin importar la magnitud de nuestros pecados; pero en este mensaje se llama a una comprensión más profunda de que el amor de Dios no tiene límites, y que está disponible a todos, especialmente al pecador más grande: " (...)  y cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia" ( Diario, 723).

 

OBJETIVOS


FEISBUK
 

 

 
 
     
 
© 2016 misionmisericordia.org.mx
 
 
Politica de Privacidad
 
     
 
 
LOGO INFERIOR
 
   
   
Por el Don de Ayudar