El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 

CLABE

 
     

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 

 

El mensaje señala claramente dos elementos esenciales en la devoción a la Divina Misericordia: la confianza que hemos de tener en Jesús y el compromiso de ser a su vez misericordiosos con nuestro prójimo. Al respecto, Jesús revelaría a Sor Faustina : " (...) Di a las almas que de esta Fuente de la Misericordia las almas sacan gracias exclusivamente con el recipiente de confianza.  Si su confianza es grande, Mi generosidad no conocerá límites" (Diario, 1602). Asimismo: " (...) Si el alma no practica la misericordia de alguna manera no conseguirá Mi misericordia en el día del juicio.  Oh , si las almas supieran acumular los tesoros eternos, no serían juzgadas, porque su misericordia anticiparía Mi juicio" (Diario, 1317).

Al ser misericordiosos con nuestro prójimo nos convertimos en un medio a través del cual la Misericordia de Dios fluye a los demás. Jesús señaló a Sor Faustina que podemos ser misericordiosos con el prójimo por medio de la oración, de la palabra y, finalmente, de las obras; ya que, tal como Jesús le revelaría: "(...) porque la fe sin obras, por fuerte que sea, es inútil " . (Diario, 742).

A su vez, el mensaje revela una serie de nuevas formas de devoción a la Divina Misericordia, los cuales actúan como "recipientes de misericordia" a través de los cuales el amor de Dios puede derramarse sobre el mundo. Entre estas nuevas formas de devoción figuran la veneración de la imagen de la Divina Misericordia, la adoración de la hora de la Divina Misericordia, el rezo de la Coronilla y de la Novena a la Divina Misericordia, y la celebración de la Fiesta de la Divina Misericordia.

La preocupación de fondo:   La salvación de las almas

El mensaje de la Divina Misericordia es el llamado de un Dios amorosísimo recordándole a todo ser humano que, después de esta corta y atribulada vida, tenemos un sitio esperándonos para disfrutar con Él por toda la eternidad. Desafortunadamente, quedarán "campos vacíos", no porque Dios así lo desee, sino porque el hombre no quiso ocuparlos. Quienes no ocupen su sitio en el cielo, estarán en otro lugar, igualmente por toda la eternidad... Jesús reveló a Sor Faustina que todo ser humano tiene un sitio "reservado" exclusivamente para él en el cielo, y que si la persona no llega a ocuparlo, nadie llegará nunca más a ocupar el sitio que se le tenía reservado...

¿Haz hecho  alguna vez el ejercicio de tratar de concebir "la eternidad"?... ¡Trátalo! Luego, compara, contra lo que hayas logrado concebir, la duración de esta existencia terrena, y la trascendencia de nuestras ocupaciones y preocupaciones actuales... ¿verdad que cambia la perspectiva y la valoración de todo? ...

En ese sentido, las revelaciones contenidas en el mensaje de la Divina Misericordia resultan claras y fuertes:

" En el Antiguo Testamento enviaba a los  profetas con truenos a Mi pueblo .  Hoy te envío a ti a toda la humanidad con Mi misericordia.  No quiero castigar a la humanidad doliente, sino  que deseo sanarla, abrazarla a  Mi Corazón misericordioso. Hago uso de los castigos cuando Me obligan a ello, Mi mano resiste a tomar la espada de la justicia. Antes del día de la justicia envío el Día de la Misericordia"  (Diario, 1588).

" A cambio de los beneficios recibo la ingratitud; a cambio del amor obtengo el olvido y la indiferencia.  Mi Corazón no puede soportarlo" (Diario, 1537).

" Las almas mueren a pesar de Mi amarga Pasión.  Les ofrezco la última tabla  de salvación, es decir, la Fiesta de Mi misericordia. Si no adoran Mi misericordia, morirán  para siempre.  Secretaria de Mi misericordia, escribe, habla a las almas  de esta gran misericordia Mía, porque está cercano el día  terrible, el día de Mi justicia" (Diario, 965).

" Escribe:   Soy Santo, tres veces Santo, y siento aversión por el menor pecado.   No puedo amar al alma manchada por un pecado, pero cuando se arrepiente,  entonces Mi generosidad  para ella no conoce límites.  Mi misericordia la abraza y justifica.  Persigo a los pecadores con  Mi misericordia en todos sus caminos y Mi Corazón se alegra cuando ellos vuelven a Mí.  Olvido las  amarguras que dieron a beber a Mi Corazón y Me alegro de su retorno.   Di a los pecadores que ninguno escapará de Mis manos. 

Si huyen de Mi Corazón misericordioso, caerán en Mis manos justas.  Di a los pecadores que siempre los espero,  escucho atentamente el  latir de sus corazones (para saber) cuándo latirán  para Mí. Escribe que les hablo a través de los remordimientos de conciencia,  a través de los fracasos y los sufrimientos, a través de  las tormentas y los rayos, hablo con la voz de la Iglesia y si frustran todas Mis gracias, Me molesto con ellos dejándoles a sí mismos y les doy lo que desean" (Diario, 1728).

En mayo de 1938, Sor Faustina escribió en su diario: "Cuando estuve rezando por Polonia, yo oí estas palabras: " He amado a Polonia de modo especial y si obedece Mi voluntad, la enalteceré en poder y en santidad.  De ella saldrá una chispa que preparará el mundo para Mi última venida" (Diario, 1732 ). ¿Es el Mensaje de la Divina Misericordia, en el cual tanto Sor Faustina como el Papa Juan Pablo II han sido protagonistas, esta chispa? Lo cierto es que el mundo presenció el 30 de abril de este año a un Papa polaco elevar a los altares de la santidad a una religiosa polaca... que tiene un mensaje para el mundo entero...

 

 

OBJETIVOS


FEISBUK
 

 

 
 
     
 
© 2016 misionmisericordia.org.mx
 
 
Politica de Privacidad
 
     
 
 
LOGO INFERIOR
 
   
   
Por el Don de Ayudar